Conceptos básicos para diseñar un buen logotipo

Conceptos básicos para diseñar un buen logotipo

Conceptos básicos para diseñar un buen logotipo

No importa si acabas de empezar o si tu empresa lleva años consolidada. Lo importante es entender que tu logotipo es uno de los puntos de impacto más importante que el publico recibe y casi con total seguridad, lo primero que recuerden cuando alguien te mencione, a ti, a tu marca, a tu imagen o cuando alguien hable de la calidad de los servicios que ofreces. Tu objetivo como empresario es mantener una identidad corporativa duradera. Es evidente que tus servicios tienen que ser de calidad, pero, ofréceles también una imagen única y distintiva, que les sirva para tenerte siempre presente.

Hay cientos de normas que se podrían mencionar para diseñar un buen logotipo, pero aquí te presentamos las más importantes:

0. SIMPLICIDAD

gracom logos simples

¿Y por qué es la regla 0? Porque es la base de todo logotipo. Que sea simple, y luego ya veremos si cumple con todo lo demás. Es la reina de todas las reglas. Un logotipo tiene que huir del Word-Art y de la excesiva ornamentación. Nada de degradados complejos, sombras y figuras adornadas. El logo tiene que ser simple: una imagen y una frase reducidas a su mínima expresión. Su misión principal es que se recuerde con facilidad, y si el logo es simple, resistirá mejor el paso del tiempo. El logo de Green Mountain no es fácil de recordar pero el de Bayer, diseñado en 1904, si que lo es.

1. El logo habla de tu empresa

Si tu empresa es seria, es divertida o está enfocada a un público de determinado grupo de edad o clase social. Debemos elaborar un logotipo que te represente.
Algunos diseñadores piensan que debe guardar relación directa con el negocio. ¿Tiene Audi un coche como imagen corporativa? ¿y tiene Appel un ordenador?. Se llama Manzana y es la empresa líder del sector del diseño de componentes electrónicos y software. Y además la marca más admirada.

2. Ser adaptable

Tiene que adaptarse perfectamente a verse en una Web, en una valla publicitaria, en documentos oficiales o en un bolígrafo, en distintos tamaños y superficies. Siempre debemos tener un logotipo que admita invertir sus colores, que funcione en colores claros y oscuros. Un logotipo de un club de caza suele ser de color verde, pero las gorras donde quieren llevarlo impreso también son verdes. Así que nuestro logo debe funcionar en blanco y en negro. La simplicidad ayuda mucho a que un logotipo sea adaptable. Por ejemplo una sombra no se verá en la versión negra de un logotipo.

3. El color

Hay quien piensa que el color no es tan importante, o que ya está elegido por el público, que una clínica dental debe tener un logo verde o azul claro. El color tiene un papel clave en la construcción de la imagen corporativa. No conseguirás transmitir elegancia y distinción con colores como el amarillo o el rosa. ¿Se imaginan el logotipo de Nespresso y a George Clooney todo de rosa?

Para nuestro próximo post, os mostraremos la importancia de los colores en el Marketing

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia como usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.